Miércoles, 22 Octubre 2014 01:30

La escala de tu percepción

Written by 
Rate this item
(0 votes)

El dinero no está para atraer la felicidad. El dinero está para traer más confort. Si eres una persona miserable, al menos lo serás con un poco de comodidad. Eso es un consuelo
BOB PROCTOR

AlexandraBlogPor ALEXANDRA NAVARRO
No importa en qué situación te encuentres en tu vida. Puedes darle la vuelta en el momento en que lo decidas. Puedes decidir vivir la experiencia opuesta a la que estás experimentando, siempre y cuando sepas cómo.

Muchas personas asocian sus metas con la felicidad. El dinero es la más común de estas metas. No se dan cuenta que eso es imposible porque la felicidad está en una escala muy distinta a la del dinero.

Es como si quisieras pasar del calor al sur, es imposible e ilógico.

Para ir al sur, tienes que estar en el norte; para conocer el frío debes haber experimentado primero el calor. Del mismo modo puedes pasar de la felicidad a la tristeza; de la escases a la prosperidad; de la enfermedad a la salud, cuando lo decidas y tomes el control de tu vida.

Y lo mejor, puedes mejorar todas estas áreas al mismo tiempo. Recuerda que nuestra existencia está formada por 4 cuerpos, teoría que trato con mayor profundidad en mi libro, “Cómo Balancear Tu Vida”.

LibroDadGirl

El mundo lo percibimos como una dualidad en el que hay una gran variedad de fuerzas oponiéndose entre sí (justicia – injusticia; alto – bajo; riqueza – pobreza…). Esto sólo tu percepción, en el medio de estás dos fuerzas hay una gran cantidad de puntos medios que están más cerca de los extremos, dependiendo desde donde los mires.

Por ejemplo, analicemos tu caso: ¿Cómo están tus finanzas? (compáralas con alguien que admires mucho)

Estoy segura que no tienes la cantidad de dinero que tiene esa persona. Aun así, estás entre las personas más ricas del planeta.
No me crees. Menos del 20% de la población mundial no tiene una cuenta bancaria, ni acceso a Internet, ni agua potable. En tu nevera hay alimentos cultivados o procesados a kilómetros de tu ciudad y el computador o dispositivo en el que estás leyendo esto, tiene partes que fueron hechas en, al menos, tres países antes de ser ensamblado. Tienes más privilegios y comodidades que los grandes reyes y emperadores del pasado. A tu disposición hay una infraestructura de comunicación mejor que la que tuvo Bill Clinton cuando estaba de presidente.

Probablemente al compararte con personas que admires, o envidies, te califiques como pobre. Sin embargo, cuando tu punto de vista cambia, tu situación cambia. Con sólo cambiar de perspectiva puedes ver lo afortunado que eres. Lo que tú consideras alto, puede ser bajo si lo miras desde otro ángulo, así lo que ves como enfermo puede estar sano y lo que está torcido puede ser enderezado.

Recuerda, puedes tener felicidad, salud, prosperidad, amor… al mismo tiempo, porque son distintos aspectos de una misma realidad.

Cambia los aspectos que no te agraden de tu vida y mejora los que sí.

Read 3166 times Last modified on Miércoles, 22 Octubre 2014 01:42